fbpx

LA VICTORIA ES SOLO EL PRINCIPIO

De Budapest en Gotemburgo. Entre estas dos ciudades europeas hay 1.629 kilómetros de distancia. Una distancia que separa aquella lágrima de tristeza e impotencia del 2019 de las sonrisas de oreja a oreja en la final de hace unos días en Suecia. La distancia que reflejaba la diferencia entre aquel Barça y el Olympique de Lyon. La misma distancia que, ahora, después de teñir Europa de azulgrana, ya no existe.

La magia que salía de las botas de todas las jugadoras se transformó en un juego excelente que dejaba boquiabierto a los espectadores. El ADN Barça dominaba el terreno de juego de la final europea que se jugaba en el Gamla Ullevi de Gotemburgo, un estadio que a partir de ahora se tendrá que añadir a la lista de ciudades donde el club ha conseguido la máxima competición europea; Londres, París, Roma, Londres, Berlín y Gotemburgo. El equipo que entrena Lluís Cortés recogió los frutos que había sembrado durante dos años después de perder aquella dolorosa final contra las francesas en 2019. Días después de la final de Budapest, la conclusión de conversación entre las jugadoras y la staff técnico fue clara: ellas querían mejorar físicamente y también tácticamente, sabían que si tenían que hacer más sacrificios, tendrían que estar dispuestas a hacerlo, y así fue. El cambio de mentalidad y la ambición de ganarlo todo más allá de la liga doméstica han sido uno de los factores claves para poder escribir la historia del deporte femenino. Dos años de cambios, trabajo y esfuerzo infinito por parte de todo el staff técnico que se tradujo en el día más feliz de las vidas de las protagonistas.

La victoria que celebraban las jugadoras un cuarto de hora antes de que el árbitro pitara el final del partido, se ha convertido en el espejo perfecto que la sociedad esperaba y necesitaba. Ya hacía años que había unas chicas tocando a la puerta que se iba abriendo muy despacio. Ahora la puerta ha caído al suelo, está abierta de par en par y las más pequeñas ya no tienen vergüenza de practicar el deporte que más les gusta y de querer ser profesionales del deporte en un futuro. Y lo más importante, estas jugadoras han conseguido que las que vienen por detrás no pierdan el miedo de soñar en, porque no, ganar una final de la UEFA Women’s Champions League.

Porque sí, ahora ya existen estas referentes en el fútbol femenino en las cuales todas nos podemos mirar. Unas referentes que son eternas. Las que se lo merecían más que nadie y las que se han convertido en las encargadas de reinar a Europa. Y esto, lo sabemos todos, es solo el principio.

Sentir los colores y saber de dónde vienes.

La emoción, la felicidad y la libertad que transmitían las jugadoras del primer equipo de la sección femenina del club al celebrar el título que levantaba la capitana Vicky Losada, se encomendaba fácilmente en todo el mundo quien seguía la celebración. Un altavoz conectado al móvil, engalanadas con banderas y bufandas azulgranas y con una sonrisa que parecía imposible que se borrara durante días. Así de sencilla fue la fiesta de las protagonistas después de lograr este hito histórico.

Firmado: Helena Fuster, miembro de Associació W.I.S.E. (Woman in Sport Encouraging).

Winners UEFA Women´s Champions League 2020 / 2021
Historia del deporte catalán y español.
Winners UEFA Women´s Champions League 2020 / 2021
Once del FC Barcelona ganador de la Women´s Champions League
Publicada el: 05/26/2021, por:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×